Volvemos con una nueva boda, con un nuevo enlace barbateño, en esta ocasión la boda de Antonio y Verónica.

Una boda temprana en la que tanto Antonio como Verónica estuvieron acompañados de sus padres y hermanas en los primeros momentos del día, ayudándoles a preparase para tan importante día. Una vez preparados se dirigieron a la parroquia de San Paulino, una parroquia a la que nos encanta ir por su luz y retablo de madera, en la que el gran momento de la ceremonia nos lo ofreció Javier, el pequeño de esta familia, que con sus palabras emocionó tanto a esta pareja como a sus familiares y amigos.

Tras la salida de la ceremonia nos dirigimos junto a la pareja para realizar una pequeña sesión de exteriores al estupendo pueblo vecino de Vejer de la Frontera, para después dar de nuevo el encuentro a los invitados en el Romedal, donde ya estaban degustando los aperitivos que allí servían.

Una vez terminado los estupendos aperitivos pasamos todos al gran salón donde ya estaban preparadas las mesas para todos los comensales y poder disfrutar del almuerzo.

Y como no, en una boda no puede faltar una gran fiesta, en la que tuvimos varias sorpresas, incluida la actuación de María una de las hermanas de Las Mónicas y su grupo.

Muchas felicidades pareja por esa gran boda que pudimos captar con nuestras cámaras.

Enhorabuena.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies