Un beso es sólo un beso hasta que encuentras a la persona amada. Un abrazo es sólo un abrazo hasta que encuentras en quien siempre estás pensando. Y un sueño es sólo un sueño hasta que se hace realidad.

Y ese sueño se hizo realidad, Alejandra tu mirada, tu sonrisa, eres mi melodía, siempre serás mi principio, mi final, la persona con la que el destino me unió, y en mi vida siempre estarás tú.

Hacemos una nueva entrada en nuestro blog, la de una pareja dividida por un camino, Alejandra isleña y Jesús chiclanero. Dos pueblos unidos por un amor, boda de una pareja que nos hizo vibrar con sus sentimientos.

Boda ceremoniada en un lugar muy arraigado de San Fernando y donde Jesús como militar, le hacía ilusión unirse a la mujer de su vida. En la preciosa iglesia de la Carraca, en la presencia de la virgen del Rosario que fue testigo de su amor.

Ceremonia llena de momentos de emoción acompañada por familiares y amigos dónde junto a ellos fueron testigos de sus sentimientos. Boda en la que algunos familiares participaron formando parte de esa ceremonia.

Seguidamente invitados y novios se dirigieron a Puerto Real en el lugar de celebraciones Rincón De Bonilla, donde como siempre gracias a Francis y a todo su personal no falto ningún detalle a los novios y a sus familiares.

Disfrutaron de unos riquísimos aperitivos, donde todos los allí presentes no pararon de disfrutar junto a los novios de esos momentos.

Más tarde, los novios hicieron la entrada en la cena después del brindis un baile hasta la mesa nupcial, saludando a todos los invitados a su paso.

No faltó detalle, desde un magnifico buffet de donuts, pasando por un fotomatón hasta la animación del dj.

Unos de los momentos más emotivos fue la entrada de Javi, tocando su saxofón el cual nos cautivó a todos con su arte y su melodía llevando a los novios al corte de la tarta. Después Javi nos deleitó con otro tema donde lo dieron todo con sus amigos.

Alejandra y Jesús disfrutaron, sonrieron, lloraron, bailaron y nosotros gracias a ello estuvimos allí en cada momento, junto a ellos, donde pudimos captar con nuestras cámaras su amor que se notaba desde el momento que ella entró de camino hacia el altar, sus miradas, sus manos unidas, su complicidad, y nosotros fuimos testigos de primera mano pudiendo mostrar nuestras imágenes de lo que captamos allí.

Solo queremos daros enormemente las gracias por haber confiado en nosotros. Y solo deciros que… ¡QUE VIVAN LOS NOVIOS!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies